Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

CONTRASEÑA POÉTICA O LITERARIA

 “La tarde está tendida / a lo largo del río, / y un rubor de manzana / tiembla en los tejadillos” (Federico García Lorca)  

Desde el primer día de clase, del lejano septiembre, niñas y niños de 5º A aprenden diariamente lo que vine a llamar “contraseña poética”: una manera de familiarizarse con los versos, con los poemas, con las escritoras y escritores (poetas) que tienen la capacidad de cantar a la vida usando las más hermosas palabras.

Ya hay otros textos en este blog, anteriores a éste, que hablan del asunto, así que iremos al grano. Y el “grano” es que quería que los protagonistas de este ejercicio diario de homenaje a las buenas palabras, expresaran brevemente su parecer. He recogido, por tanto, la opinión de unos cuantos niños y niñas de la clase, salpicadas con algunos versos que nos han servido de contraseñas este trimestre:

  

Por allí, por allá, / a Castilla se va. / Por allá, por allí, / a mi verde país”. (Rafael Alberti). Dice Yanina: “Yo me la aprendo por la noche y me la repaso por la mañana. Es muy divertido aprender contraseñas y también aprendemos nombres de autores y autoras. Algunas de las contraseñas son alegres y otras son tristes”.

 

En ocasiones, una expresión escuchada en el aula o una ocurrencia, permite elaborar unas rimas que servirán de contraseña para el día siguiente: “Quiero ser un niño volador / y viajar volando desde Fraga a Nueva York. / Quiero ser una niña astronauta / y viajar volando desde Fraga hasta Jamaica” (M. Coronas). Dice Felipe: “La contraseña la aprendemos en casa y a mí me gusta mucho aprenderla y recitarla por la mañana. También hemos aprendido cosas bonitas y cariñosas y otras que te llenan el corazón”.

Echamos mano, con frecuencia de coplas populares que nos muestran una musicalidad y una sensibilidad especiales: “A los árboles altos / los lleva el viento / y a los enamorados / el pensamiento” o aquel otro fragmento que decía: “El rey que la estaba oyendo / a palacio la llevó; / arreglaron los papeles / y con ella se casó”. Ahora quien habla es Ainoa R.: “Yo, hasta ahora, no había leído poesía, pero me está empezando a gustar… Y así sé también más nombres de poetas de los que no había oído hablar: Concha Zardoya, Antonio García Teijeiro, Mª Elena Walsh… Me he dado cuenta que hay mucha gente que trabaja haciendo poesía. Hay veces que mi padre se aprende como yo la contraseña”.

  El reloj daba las siete / en la oscura tarde fría. / Los niños guardan sus gritos. / La plaza queda vacía” (Antonio G. Teijeiro).

Jessica cuenta que: “A mí esto de las contraseñas me gusta, porque puedes tener recuerdos para que digas, de mayor: mira qué hacía de pequeña con mi profesor… Encima nos escribe poesías graciosas, de rimas y de amor, de Gabriela Mistral, Mª Elena Walsh, etc. Yo me la estudio por la mañana, cuando me levanto”.

  También tienen cabida algunas greguerías de Ramón Gómez de la Serna; greguerías que acaban siendo dibujadas con mucha pericia por chicos y chicas: “Los ceros son los huevos de los que salieron las demás cifras” o “El ciervo es el hijo del rayo y del árbol”.

 Pablo, en cambio, tiene una opinión diferente: “Las contraseñas me las estudio por la mañana. La verdad es que no me gustan mucho. También podría vivir sin ellas. Alguna vez no me la aprendo porque me he dejado el cuadernillo en clase”. La opinión de Pablo es un reto interesante para intentar conseguir que acabe participando en el juego de una manera festiva y amable: “Había una vez una vaca / en la quebrada de Humahuaca. / Como era muy vieja, muy vieja, / estaba sorda de una oreja”. (Mª Elena Walsh) o “Entre un álamo y un pino / mi hamaca se balancea. / Hojitas de verde plata / bailan sobre mi cabeza”. (Ángela Figuera).

 Ainoa J. dice que: “La contraseña me la aprendo por la noche y por la mañana me la leo otra vez. A mí esta actividad me gusta mucho porque no la había hecho nunca y me siento a gusto aprendiéndola”. Por su parte, Alba se expresa de esta manera: “Yo creo que cada día aprendes con las contraseñas poéticas. Yo me las aprendo cuando almuerzo. Tener, además, las contraseñas guardadas en un cuaderno es un buen recuerdo”.

 “¡Cómo se queja el viento / cuando muere algún niño, / cuando muere algún sueño!” (Concha Zardoya). “Como un pájaro de fuego / la luna está / entre las ramas del enebro” (Luis Cernuda). Tristes o alegres, largas o cortas… En general tres o cuatro versos, que inician un poema, de autoría variable. “Yo me aprendo la poesía después de desayunar. Aprendemos palabras nuevas y me parece una buena idea. También aprendo autores poéticos que antes no conocía”, dice Julen. Por su parte, Marc piensa que con la contraseña “aumentamos nuestro vocabulario y aprendemos a estudiar con más frecuencia. Me la aprendo por la mañana, la voy recordando en mi mente y, cuando llego al colegio, la comento con los compañeros de clase”.

 Las hojas de los chopos se columpian / cuando las mueve el viento / y las noches de otoño van pintando / de amarillo su cuerpo” (Ana Mª Romero Yebra). “Duérmete, mi niño, / duérmete sonriendo, / que es la ronda de astros / quien te va meciendo” (Gabriela Mistral). Óscar B. no acaba de tener una opinión definitiva sobre el tema: “Las poesías que recitamos cada día me gustan, aunque tampoco se puede decir que me encantes; sólo me gustan un poco. Tampoco representan ningún esfuerzo grande, cuatro versos que me los aprendo en el coche… En otras palabras, las poesías que recitamos me gustan bastante”. Imane opina lo siguiente: “Este trimestre me han parecido muy bonitas las contraseñas: unas veces son raras y otras no; algunas son tristes y otras alegres. Además, si mi profesor me manda hacer una poesía, yo creo que la haría con las palabras que he aprendido”.

 

El gato con la alegría / se cayó desde el tejado; / se rompió cuatro costillas / y la puntita del rabo” (popular). “La señora hormiga / se va de paseo / a todo el que encuentra / su abrazo y su beso” (Joaquín Romero). Isabel dice que “Las poesías que Mariano nos pone para que recitemos por las mañana son muy chulas. Yo me las aprendo por la noche o por la mañana, depende de cómo me caiga el día”. Judit manifiesta que “este trimestre me he aprendido muchas poesías y todas me han gustado mucho. Yo me estudio las contraseñas por la noche, antes de ir a dormir”. Y cierra Marina esta ronda de opiniones, con un breve resumen de la actividad: “Llevamos un trimestre haciendo la contraseña poética que consiste en estudiarnos y aprendernos una estrofa de una poesía. Yo me la estudio por la mañana, después de almorzar. Me gusta mucho esta actividad porque es el primer año que la hacemos y también porque así aprendemos diferentes autores importante o no importantes, pero eso no importa”.

Pues eso, que en 2008 pensamos seguir insistiendo...   
22/12/2007 11:52 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Andrea

Hola Mariano,
espero que estes muy bien.
Ahora que ya estoy en el instituto hecho de menos las "contraseñas"...pero aun me acuerdo de muchas de ellas.
Tu risa me hace libre,
me pones alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.(Miguel Hernandez)
Hace ya bastantes años,
200 años tal vez,
por escapar de los gatos
y de la trampaz tambien,
unos buenos ratoncitos
se colaron en un tren
y a los campos se marcharon para nunca mas volver.(Aquiles Nazoa)
Santa Teresita,
hija de rey moro,
la mató su padre,
con un cuchillito que no era de oro
ni era de plata,
que era un cuchillito de pelar patatas.(popular)
...
bueno me voy despidiendo.
Cuidate y que pases una muy buena navidad.

Fecha: 23/12/2007 19:30.


Autor: Mariano

Me alegro mucho de que hayas entrado, leído y escrito en este blog (también tu blog, claro). Espero que te vaya muy bien por el instituto. Debes creer en tu capacidad y en tus posibilidades. Yo te animo con fuerza y te mando un abrazo y recuerdos para tus padres. Que tengas un buen 2008 y que nos veamos.

Fecha: 25/12/2007 21:38.


Autor: alba

¡HOLA MARIANO! ¿COMO ESTAS?ME IMAGINO QUE DEBES DE ESTAR COMO YO , DE VACACIONES.
SABES LO QUE QUE:
MERSE LA MADRE DE ANABEL MAÑANA ME HARA UN BLOG. CUANDO LO TENGA YA TE DIRE LA DIRECCIÓN.
FELIZ AÑO NUEVO .

Fecha: 26/12/2007 15:03.


Autor: alba

HOLA MARIANO YA TENGO EL BLOG .
http://albabuisan.blogspot.com.
Y MI CORREO ES :
albabuisan@gmail.com
ESPERO QUE LO VISITES Y DE CUANDO EN CUANDO ME ES CRIBAS ALGUN COMENTARIO.

Fecha: 27/12/2007 14:22.


Autor: Elena

Lo de las contraseñas me pareció una experiencia nueva,y a la vez original.
Tengo una caja llena de libritos que hacía contigo y cuando tengo tiempo los miro, y veo los dibujos, poesías y pequeños trabajos que creaba.
Cuando me haga mayor me gustará contemplar las cosas que creaba de pequeña.
Lo de las contraseñas poéticas me gustó un montón ojala eso lo hicieran en el instituto...
Bueno Mariano, me despido, os mando recuerdos a ti y a tu familia.
Feliz navidad y prospero año nuevo.
ELENA.

Fecha: 31/12/2007 22:52.


Autor: Alumnos y alumnas de clase

El texto nos ha parecido sorprendente. Está completo e intercala contraseñas y opiniones de la mayoría de la clase. Además el texto puede ser un modelo para escribir.

Fecha: 10/01/2008 10:44.


Autor: Marina

Hola Mariano, ¿qué tal?
Yo muy bien y me imagino que tú también.
Es muy divertido recitar por las mañanas algunos trocitos de poemas. Como es el primer año que lo hacemos resulta muy divertido .
Cuando termine el curso tendremos 2 ó 3 libritos de poesías y podremos leerlos. Bueno,
adiós Mariano.

Fecha: 10/01/2008 14:29.


Autor: Yanina

Me gusta mucho aprender contraseñas nuevas porque desde que estoy en el colegio nunca habíamos escrito ni habíamos aprendido contraseñas. También se aprenden nombres de autores y autoras (poetas) y también Mariano, siempre nos lee algún libro de poesía.

Fecha: 10/01/2008 15:37.


Autor: Marc

Me ha gustado mucho el texto que has hecho sobre las contraseñas porque esta muy completo y muy bien redactado. ¿Publicaras nuestras contraseñas compuestas por versos de contraseñas diferentes? Espero tu respuesta.

Fecha: 13/01/2008 11:57.


Autor: Marina

Como el otro día me dijiste que tengo que poner un comentario y no sólo saludar, pues voy a poner uno: Me ha gustado mucho el texto que has hecho sobre las contraseñas poéticas. ¡Es muy divertido hacer contraseñas poéticas¡

Fecha: 14/01/2008 16:53.


Autor: Mariano, el maestro

Considero la propuesta de Marc y me pongo a la faena. Como tenemos un Cuaderno de contraseñas con muchos ejemplos, es momento de plantearnos alguna actividad nueva. Les pido que elijan cuatro versos de otras tantas contraseñas (localizando dos que rimen, para colocarlos en 2º y en 4º lugar) y armen una nueva que, a ser posible tenga algo de sentido. Al término del tiempo dedicado, podemos ofrecer algunos ejemplos interesantes. Para empezar, construyo una que puede servir de orientación:

“Entre un álamo y un pino, / tengo los ojos puestos. / El reloj daba las siete. / Este niño es un espejo”.

Dice Isabel:

“El cielo de Andalucía / y su primo el sol, / van de un continente a otro / con mucho amor”.

Javi, por su parte, ha construido la siguiente:

“Antonio viaja que viaja, / como un pájaro de fuego. / Todos los niños ven convertirse / sobre la barca un barquero”.

Marina escribe:

“La tarde está tendida / en esta plazuelita. /Las hojas de los chopos se columpian / en el cielo de Andalucía”.

La de Julen suena así:

Estaba ahora Catalina / con las hijas de Merino, / cazando mariposas / en un altillo.

Marc aporta la siguiente:

“Príncipe hermoso / duérmete sonriendo. / El reloj daba las siete / cuando mueve el viento”.

Y Ainoa J. termina por hoy esta lista de propuestas:

“Sobre la mar hay una barca. / Olor de la primavera. / Morena, qué luz de fuego / bailan sobre mi cabeza”.

Fecha: 14/01/2008 18:52.


Autor: Mariano, el maestro - 2

Un segundo comentario para publicar otras contraseñas construidas con cuatro “versos robados”:

Ainoa R. fabrica ésta:

“Con mucho amor / puse en la jaula un limón/ lleno de brillo / desde Fraga a Nueva York”

Felipe escribe otra que dice:

“En esta plazuelita, / mi patria es un sueño / que viene y se sienta entre nosotros / con el rumor de un vuelo”.

Alba compone su nueva contraseña con versos cortos:

“La luna plateada / llena de brillo. / Su abrazo y su beso, / duérmete mi niño”.

Óscar B. ha compuesto la siguiente:

“El reloj daba las siete / y nadie sabe quién será. / El Duero moja las cañas / como si no tuviera edad”.

Por último, dice Judit:

“Había una vez una vaca / entre un álamo y un pino, / llamando al viento que corre / a lo largo del río”

Fecha: 14/01/2008 22:34.


gravatar.comAutor: Juan Palacios

Hola Mariano:

Estoy realizando un proyecto que trata sobre las tecnologías de internet en la Comarca del Sobrarbe y la reducción de la brecha digital en la zona. Me gustaría ponerme en contacto contigo como persona activa en la red, con años de experiencia.

Por favor, ponte en contacto conmigo en juan(punto)palacios(punto)perez(arrob.)gmail.com

Así podré explicarte un poco más de todo esto. Muchas gracias por anticipado!!!

Fecha: 16/01/2008 20:20.


Autor: Alba

yo , he pensado que podemos hacer lo siguiente : crear entre toda la clase una o dos poesias cambiando la letra de las diferentes poesias.
después publicarlas tú en tu blog.

Fecha: 18/01/2008 14:05.


Autor: julen

mariano soy julen el texto es muy bonito y largo.por fin e encontrado el blog bueno adios

Fecha: 20/01/2008 12:57.


Autor: Leticia

No sabes, no sabéis Isabel y Judith, la ilusión que le ha hecho a Alba vuestro detalle de la presentación y de que sus poemas se hayan convertido en contraseñas poéticas. Es todo un orgullo para ella ( y para mí, qué le vamos a hacer...). Se le salían los ojos y las sonrisas de órbita cuando se lo conté. Además, este comienzo de año no la ha tratado nada bien. Ha estado hospitalizada desde el día 3 hasta la semana pasada, porque le han descubierto ahora que es diabética. Menos mal que ella es muy responsable e inteligente y enseguida ha aprendido a inyectarse y a controlarse. De todos modos, ha sido una experiencia dura porque lo pasó bastante mal hasta que descubrieron lo que tenía. Por eso, saber que hasta en Fraga leen sus poemas ha sido una de las mejores medicinas para su ánimo.

Mañana os escribirá desde el cole.

Con esa disculpa de la presentación, hoy les he enseñado a manejar el Power Point, y ha sido todo un éxito. Ahora con un grupo voy a preparar un trabajo sobre poesía ilustrada, pues están de lo más motivados.

Fecha: 30/01/2008 13:09.


gravatar.comAutor: oscar ricart

Me gusto todo lo que hicimos con los texto y apender contraseñas.
Me gusto todo lo que hicimos con los tablet, entrar en Internet y guscar cosas por los periodicos.

Fecha: 22/02/2008 13:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris