Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

Sensaciones y faenas vacacionales de agosto (VII)

Día 20. Hace 24 años que este día empezó a ser especial en nuestra casa. Fue el día que nació Daniel, nuestro hijo. Hoy subirá de Fraga, donde está haciendo una pequeña pretemporada con su equipo de fútbol. Desde hace seis años, la fecha adquirió un significado mayor, pues este día de 2008, falleció mi padre. Una casualidad o una doble realidad que convirtió el día 20 de agosto, para nosotros, en inolvidable.

Hablaré más tarde de lo anterior. Ahora toca publicar el texto que he escrito hoy en Facebook, sobre los animales o los restos de animales que encontramos en los paseos…:

“Aunque habitualmente no los veamos, los animales están siempre presentes en estos ecosistemas naturales por los que caminamos. Unos se hacen visibles por el día y otros son de costumbres nocturnas, aunque dejan huellas evidentes que podemos interpretar al día siguiente…  El grupo más ruidoso es el de las aves; especialmente el arrendajo o “gay”, en aragonés, que parece el “avisador” del bosque. En cuanto dejas la carretera y comienzas a perderte en los barrancos, vuela delante de ti y emite su grito característico, como queriendo decir a toda la fauna: “¡Ojo, que viene el hombre!” Frecuentes son los rastros de jabalíes: las huellas de sus pezuñas y los revolcaderos en el barro o en charcas con poca agua, son fácilmente visibles; menos frecuente es encontrar un trozo de piel con todo el pelo y casi ya con el proceso de curtido hecho… La presencia de huesos de diferentes partes del cuerpo de algunos animales no solo no es rara, sino que tropiezas con ellos con frecuencia: cráneos, huesos largos, costillas, mandíbulas, etc. quedan a la intemperie, después de haber sido comidos por carroñeros varios…

Vertebrados e invertebrados de distinta condición ocupan distintos nichos ecológicos y viven volando, escondidos bajo tierra, sumergidos en las charcas, en sus nidos o madrigueras, etc.  Al mirar las fotos repararéis en una vieja silla… El ser humano desaprensivo, descuidado o tonto está muy presente en estos ecosistemas a los que nos referimos y casi siempre lo hace con un sesgo negativo: abandona basura donde no debe, persigue y caza animales, corta árboles, etc. De él depende una buena parte del futuro de las especies animales y vegetales y del ecosistema que las alberga. El adjetivo “humano” hace tiempo que ya no se le supone, tiene que demostrar que lo es, enfrentándose a la naturaleza con más respeto y con más conocimiento científico de cómo interactúan los distintos elementos para poder interactuar responsablemente con ellos. Saludos y buenos días.”

He hablado por teléfono con Anita, de Jaén y con Laura, de Granada. Es posible que el fin de semana del 20 de septiembre pueda acercarme por esas tierras, para verlas. Nos unió hace muchos años la biblioteca escolar y una escuela activa, alejada de los cánones clásicos y una amistad que hay que seguir cultivando. A ver si podemos encontrarnos…

Recibo postal del amigo Sebastián Gertrúdix. En ella se reproduce una inscripción de la Biblioteca Antigua de la Universidad de Salamanca. Tengo una baldosa de cerámica con dicha inscripción (que compré en Santillana del Mar, el último año que fuimos con los chavales a Cantabria) colgada en este granero-salón. Dice así, respetando la grafía original:


HAI EXCOMUNION

RESERVADA A SU SANTIDAD

CONTRA QUALESQUIERA PERSONAS,

QUE QUITAREN, DISTRAXEREN, O DE OTRO QUALQUIER MODO

ENAGENAREN ALGUN LIBRO,

PERGAMINO, O PAPEL

DE ESTA BIBLIOTHECA,

SIN QUE PUEDAN SER ABSUELTAS

HASTA QUE ESTA ESTÉ PERFECTAMENTE REINTEGRADA. 

 

Nos hemos juntado en casa para celebrar el cumpleaños de Daniel, con una tarta original que le ha hecho su hermana. A media tarde, hemos subido los cuatro al cementerio a dejar unas flores a mi padre y a pensar un rato en él. Todos los 20 de agosto lo recordamos de esta manera.

La tarde ha sido fresca y se me ha pasado leyendo y escribiendo, arreglando algunas fotos y ordenándolas. Hago tantas fotos digitales que ya no sé qué hacer con ellas… Hablando de fotos, he estado fotografiando esta tarde una plantita que se ha desarrollado en el frontal de un gran macetero de piedra, al que mi cuñado le hizo unos cuantos agujeritos para que, al regar, el agua pudiera drenarse. Por uno de esos agujeritos, de diámetro menor que el de una moneda de 1 céntimo de euro, ha crecido una planta, proveniente del interior del macetero… ¡Un pequeño milagro de la naturaleza!, sin duda alguna…

 

Día 21. ¡Vamos con los frutos! De eso habla el texto-reflexión que acabo de publicar en Facebook:

“Camina el tiempo y el calendario hacia el otoño. Algunos árboles y arbustos están ya engordando y madurando sus frutos. El sustrato vegetal de nuestros montes contribuye, aún sin saberlo, al mantenimiento de la vida animal que los habita. También las personas “sacamos tajada” de esa generosidad de la naturaleza. Sin necesidad de realizar ninguna tarea de mantenimiento (en todo caso, basta con no cortar los mencionados arbustos o árboles); sin podar ni regar, ni luchar contra las posibles plagas… el espino negro, el espino albar, el rosal silvestre y la  zarza nos ofrecen gratuitamente sus frutos para que los degustemos al natural o para que, en algunos casos, preparemos exquisitas mermeladas o licores “digestivos”, como el pacharán… Del resto se ocuparán con fruición pájaros y aves en general y otros animales…

Del espino negro, llamado “arto” por estas tierras, recogeremos los “arañones” (o endrinas), con los que podremos hacer la bebida nombrada; del espino albar, las “manzanetas de San Juan”; del rosal silvestre, llamado “galabardera”, recogeremos los “tapaculos” (o escaramujos) y de las “barzas” aprovecharemos las negras moras para hacer una negra y riquísima mermelada… En algunos casos, ya podemos degustarlos y en otros, habrá que esperar unas semanas, todavía. Las fotos de hoy mezclan tomas de esta semana y otras de otros años… En todo caso, quería hablaros de la parte más dulce de la naturaleza… Que paséis un buen día.

Hoy hemos viajado a Francia, a pasar el día, los cuatro de familia. Hasta ahora, solíamos quedarnos en Saint Lary, pero hoy hemos llegado hasta Lannemezan. Hemos parado el coche a la entrada de un parque, denominado “Le bois du Guérisse”. Se trata de un espacio natural, de 8 hectáreas de extensión que se plantó de robles a mediados del siglo XIX y que después de ser explotado, de manera más o menos razonable, quedó medio abandonado a su suerte. En 2003, el alcalde la ciudad y el Consejo Municipal, se propusieron remodelarlo y convertirlo en un espacio emblemático de la ciudad y lo han conseguido… Después de “echar trago” en un espacio habilitado para ello, nos hemos adentrado en la ciudad, hemos ido a la oficina de turismo y allí nos han dicho –para nuestra sorpresa- que no había nada interesante que ver… Aún así, nos han facilitado el aparcamiento y hemos paseado un rato por el centro, haciendo algunas fotos bonitas de la iglesia (muy interesante la portada), de calles comerciales llenas de maceteros colgados de las farolas –a poca altura del suelo- llenos de flores preciosas y detalles bonitos de muchas casas y he podido fotografiar las placas de dos plazas que me han producido honda satisfacción (en España, lamentablemente, no podríamos encontrar ninguno de esos nombres): “Place des droits de l´homme et du citoyen” (“Plaza de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”) y “Place de la République”, que no creo que haya que traducir…

Regresando hemos parado en Sarrancolin y hemos paseado por su casco medieval. El conjunto de iglesia (abierta de par en par para facilitar las visitas) y torre y algún edificio anejo, de claro estilo románico nos ha sorprendido. Luego hemos visto calles estrechas, casas bien rehabilitadas (que nos han recordado mucho a las que vimos en muchas ciudades danesas, con maderas en las paredes formando figuras geométricas y de colores…) Casas con fechas del siglo XVI y XVII en los dinteles de las puertas y un río sonoro que ponía también un ingrediente de belleza y de musicalidad.

Seguimos viaje, con nueva parada en Arreau. ¡Vaya descubrimiento! El río que recorre buena parte del pueblo, de caudal impetuoso le da una belleza especial al entorno. Las casas que se asoman al cauce; la posibilidad de bajar al mismo y caminar o pasear un trozo por la orilla; las iglesias (esbeltas, bien restauradas y con elementos artísticos y arquitectónicos de mucho interés…) Nos ha gustado mucho esta localidad del Valle de L´Aure francés. ¡Lástima que hemos llegado tarde al mercadillo (hoy nos hemos enterado que todos los jueves se celebra y, parte de los puestos se colocan a cubierto de una especie de lonja grande y remodelada, con columnas y arcos.

Como ya se hacía tarde (eran casi las tres), hemos salido en dirección a Saint Lary. Hemos comido en una pizzería de las afueras y luego hemos ido a comprar algunas cosas que no necesitamos, pero “que ya que hemos venido…” Finalmente –y para no alargarme- hemos parado en el centro a tomar un postre y café y hemos reemprendido la marcha hacia España, parando en un par de sitios a hacer algunas fotografías. Nos gusta el Pirineo francés (lo poco que conocemos de ese espacio que nada tiene que ver con el español); está lleno de tasca verde, de bosques impresionantes, de pueblos cuidados, de flores por todos lados… Hemos llegado a Labuerda, pasadas las seis de la tarde.

Antes de cenar una riquísima tortilla de patata y cebolla que nos ha hecho Mercè, he estado echando un vistazo –primero- al Heraldo de Aragón de ayer y en la sección veraniega titulada “heraldo verano hemeroteca”, nombro dos de las tres noticias que aparecieron el día 20 de agosto (tal día como ayer) de años atrás.. En 1968, las tropas soviéticas pusieron fin a la primavera de Praga. Para quienes no lo sepan o no lo entiendan, los soldados de la URSS entraron en Checoslovaquia, ocuparon el país y la capital y abortaron el intento de los checos de desmarcarse del comunismo oficial y de las directrices marcas por los mandamases de la URSS. Ya había pasado en 1956 en Hungría, con derramamiento de sangre. En Checoslovaquia no se opuso resistencia y no hubo muertos… Y en 1977 murió Groucho Marx en Los Ángeles; aquel hombre pegado a un puro, a un bigote y a unas gafas que tanto nos hizo reír…

Más tarde, leyendo El País de hoy, me ha interesado un artículo a tres páginas (una ocupada casi en su totalidad por una fotografía de Lee Miller y Pablo Picasso, tras la liberación de París, en el estudio del pintor). Lee Miller, “la venus rubia del surrealismo”, era una mujer diferente para su época. El día de la liberación de la capital francesa (25 de agosto de 1944) dijo: “No seré la única reportera en París, pero sí la única dama fotógrafa, a no ser que llegue otra en paracaídas”. Y acabada la guerra, Miller le escribía a su marido en estos términos: “Le sigo contando a todo el mundo que no he malgastado ni un minuto de mi vida; lo he pasado maravillosamente, pero sé en el fondo de mí misma, que si tuviera que volver a vivir sería aún más libre con mis ideas, con mi cuerpo y con mis afectos”. Poco que añadir para decirlo más claro. He guardado el artículo, después de leerlo, en el dossier que voy haciendo este verano…Luego me he paseado por las imágenes de Lee Miller que guarda Internet. Fue una mujer muy atractiva físicamente y una gran fotógrafa de guerra.

22/08/2014 10:21 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Amparo

Disruto mucho con tus comentarios viajeros. Yo también los hago y lo de los pueblitos del Piri francés es mi sueño de ver en los nuestros.
Sigue llevándonos de viaje. Yo voy detrás vuestro llenando mi maleta. Un abrazo

Fecha: 22/08/2014 13:04.


Autor: Mariano

Hola, Amparo: Los teníamos y los tenemos bien cerca, pero todavía no los conocíamos... De pronto, uno descubre cosas y vive sensaciones insospechadas, aquí, a la vuelta de la esquina. Son pueblos grandes o ciudades de pequeño tamaño que conservan elementos arquitectónicos de interés y que tienen memoria para sus hijos... Me resulta muy graciosa tu última frase: "Yo voy detrás llenando mi maleta"... Te mando un abrazo y otro de Mercè.

Fecha: 22/08/2014 13:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris