Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

LAS PEQUEÑAS COSAS…

 

He tomado algo de distancia temporal para hablar de algunas cosillas de este tiempo vacacional recién pasado. Para hablar, de lo cotidiano, de las relaciones con la geografía en la que vives temporalmente o con las personas que comparten ese espacio vital…

 

Estuvimos unos días en Barcelona y, aunque el tiempo no fue nada bueno, pudimos callejear un rato por el barrio. Pudimos caminar desde el mercat de Sant Antoni (ahora está cerrado porque lo quieren reformar y se ha habilitado una nueva zona permanente para los puestos del mercado y los “encantes” que vendían en el exterior) hasta más allá de las Ramblas. Recorrimos algunas calles del barrio del Rabal: una zona curiosa, en la que se han construido plazas y calles nuevas o un Museo potente como es el MACBA (Museu d´Art Contemporani de Barcelona) que ha canalizado la instalación en sus alrededores de negocios  más o menos  alternativos y que han ayudado a regenerar un espacio bastante degradado. Caminar por esas callejas puede resultar algo inquietante a ciertas horas de la noche, pero durante el día, el paseo se torna, generalmente, pacífico y pintoresco. De vez en cuando, alguna pintada te hace pensar y sonreír: “¿Es ilegal el ave que migra?”, ha escrito con letra descuidada una mano anónima o te invita a detenerte, leer con calma y reflexionar si quieres. El texto está escrito en una oquedad de la pared y ocupa un espacio, al menos de dos metros de largo por otros dos de alto. Dice lo siguiente, con una letra clara y cuidada para que todo el mundo pueda leerlo: “MANERAS DE MATAR. Hay muchas maneras de matar: pueden clavarte un cuchillo en el vientre, quitarte el pan, no curarte una enfermedad, meterte en una mala vivienda, torturarte hasta la muerte por medio del trabajo, llevarte a la guerra, etc. Sólo pocas de esas cosas están prohibidas en nuestra ciudad”.  Esa zona barcelonesa está cerca de nuestra vivienda y la recorremos con frecuencia, cada vez que viajamos a la ciudad. Los domingos por la mañana hemos estado muchas veces en la zona del mercado cambiando cromos de nuestros hijos o mirando libros a precios bajos y otros materiales que uno encuentra entre el maremagnum de puestos, mesas, cajas y gentes, que acuden hasta allí a practicar sus aficiones favoritas: pasear, mirar, ojear, comprar o vender…

 

Cuando llegamos a Labuerda, el tiempo no era mejor. Podíamos vislumbrar, recordando otras navidades, que podíamos pasarlas sin casi ver el sol y, al final, han resultado así. Se cumplieron los peores pronósticos. No fueron días demasiado fríos, pero la lluvia cayó sin cesar y las nubes cubrieron el cielo casi todos los días… En estos casos, lo mejor es quedarse en casa, hacer fuego para estar bien calientes, conversar y leer la prensa o algún libro. También es buen momento para remover algunas cajas o alguna zona de los armarios que hace tiempo no hemos tocado; reordenar los libros o las colecciones… Un par de paseos nos permitió el tiempo y los aprovechamos para recorrer la orilla derecha del Cinca: un día en dirección sur y otro en dirección norte. Acompañando al río en dirección sur, caminamos por la escollera y disfrutamos viendo un caudal generoso, ocupando casi todo el cauce y bien crecido. Había nevado copiosamente en cotas superiores a los mil metros y había llovido posteriormente, por encima de esa altitud en días posteriores provocando un deshielo rápido de parte de la nieve recién caída… El color del agua del Cinca era el color primaveral del deshielo, como primaveral era la fuerza impetuosa de la crecida. Aproveché para hacer unas cuantas fotos, antes de que el nivel alcanzado descendiera, como recuerdo.

 

Una tarde bajaron desde Puyarruego Anny y Luc, dos amigos belgas que vienen colaborando desde hace un tiempo en El Gurrión. Anny estaba interesada en conseguir todos los números posibles de la revista y yo me había comprometido a buscar números atrasados en cajas y bolsas. De vez en cuando, aparece una persona que se interesa por tener el máximo número de revistas posibles y esa valoración especial del trabajo realizado que tal deseo expresa, a mí me conmueve y procuro satisfacerlo. Fue una tarde muy agradable, charlando de muchas cosas, desde el viaje que deben hacer cruzando toda Francia para llegar a este lado de los Pirineos, hasta la comparación de cómo se articula la enseñanza de los idiomas en Bélgia y en España, pasando por la pasión de Luc por los molinos. Hablando de molinos, nos acercamos a las inmediaciones de los restos de los de Labuerda: el molino harinero, inaccesible hoy por las zarzas y matojos crecidos en el camino que lleva hasta la casi invisible puerta (molino de cereales que también era central eléctrica de la que se suministraba el pueblo) y el “Torno” o molino de las olivas, hoy convertido en preciosa casa, donde viven los amigos Vicente e Isabel que, ¡qué fatalidad!, no estaban esos días en Labuerda. Luc pudo fotografíar algunas piedras del exterior, panorámicas generales y yo me comprometí a buscar unas fotos en blanco y negro del interior, hechas muchos años antes de la reforma, escanearlas y enviárselas a su domicilio. Regresamos de nuevo a casa (tras habernos mojado porque estuvo lloviznando todo el rato y no llevábamos paraguas) y aún seguimos hablando de molinos y gurriones un buen rato.

 

Pury Estalayo, desde Madrid, me había enviado varios ejemplares de la revista semestral “ECOS” (subtitulada “Arte y Cultura para la Infancia”), que recibí estos días en Labuerda. Concretamente el número 11, correspondiente a diciembre de 2009. A finales del pasado septiembre, Pury me invitó a escribir un artículo que titulamos “El arte y las bibliotecas escolares”. Ocupa cuatro páginas de la revista y está ilustrado con fotos en color que yo le envié. Me puse muy contento al recibir esos ejemplares y ver cómo había quedado mi colaboración. Curiosamente, hay otro artículo de cuatro páginas que habla de la colección de “libros deplegables” de María José y Álvaro, dos palentinos con los que me pondré en comunicación para ver si los traemos a la sección “Y tú… ¿qué coleccionas?” de nuestro “gurrión”. Fue un estupendo regalo navideño.

 

El segunda paseo por la orilla del Cinca fue en dirección norte. A esa parte del término de Labuerda se le conoce con el nombre de “La Ribera”. Hoy día es una partida muy menguada, debido a los lengüetazos que el río le fue dando con el paso de los años. Cada gran riada, se comía un trozo de huerta, sustituyendo la tierra cultivable por un desolador amontonamiento de cantos rodados de granito, de variados tamaños… Para los pequeños agricultores de Labuerda, cada vez que ocurría esto, era un golpe más a sus pequeñas economías, a sus aspiraciones de supervivencia. Curiosamente, donde en otro tiempo hubo tierra cultivable y cultivada, hoy crece un bosque mixto, en el que abundan los pinos y distintas especies de “sálix”, junto a especies poco habituales en nuestro término: hayas y arces, por ejemplo. El agua arrastra semillas y en las crecidas y decrecidas del río se van quedando en tierra firme y algunas acaban germinando… También es un territorio en el que sobreviven algunas “casetas” de monte, con tejado a dos aguas (de losa o de teja, indistintamente); frecuentemente con dos pisos: en la planta baja se almacenaba hierba recogida en el huerto anexo o herramientas o se colocaba la caballería par descansar y darle de comer… Y en el piso superior podía haber incluso un conejar (en algunos casos aún quedan los “cados” en las esquinas del recinto interior). Restos de otro tiempo y, en definitiva, de un patrimonio etnográfico que se va destruyendo por el paso inexorable del tiempo. El nivel de las aguas del Cinca había descendido sensiblemente desde el anterior paseo y también se habían tornado más azules de color. El puerto nevado y la Peña también con nieve y ambos monumentos pétreos, semicubiertos por la niebla, nos regalaban preciosas imágenes, como también los reflejos en muchos grandes charcos del camino… Esos charcos “a los que te asomas”, y cuando el cielo se refleja en ellos, parecen de una insondable profundidad. ¡Cuántas veces, lo pequeño y cercano te deja maravillado! Volvimos del paseo con un notable botín de fotografías del agua del río, de las casetas, de las montañas y de los reflejos en los charcos: ese efecto-espejo que algunos días es especialmente evocador.

 

Estuve unas horas en Boltaña, en la asamblea anual del CES. El esforzado Centro de Estudios de Sobrarbe que tanto cuesta mantener activo, con la buena voluntad de unas cuantas personas. En Sobrarbe, por las propias condiciones geográficas, nada es sencillo y, al igual que en otros sitios, si hablamos de temas culturales, más complicado todavía. Antes de subir de vacaciones, dejé en la imprenta terminado el número 12 de la revista TRESEROLS (una de las publicaciones periódicas del CES) y fue grato poder recogerla en Boltaña, adonde había llegado un par de días antes de la reunión.

 

El día 3 de enero la cita estaba en Plan, donde se presentaban los actos que se van a desarrollar a lo largo de 2010 para conmemorar el 25 aniversario de la primera caravana de mujeres. Acompañé a mi amigo Enrique Campo (Presidente de la Comarca de Sobrarbe) para visitar a otro amigo de siempre, el actual alcalde de Plan e “instigador” de la primera y las siguientes caravanas, José Mº Fantova. Delante de la oficina de turimos de Plan nos concentramos a escuchar los breves discursos de estos y otros políticos mientras nevaba copiosamente, poniendo una nota climatológica de autenticidad, ¿acaso es raro que nieve en Plan o en el valle de Chistau un 3 de enero? El homenaje a los primeros organizadores y un muy generoso vino español continuaron a cubierto y por la tarde se celebró una mesa redonda. Sólo es necesario escribir en el google “caravana de mujeres de Plan” y disponerse a leer crónicas periodísticas que vienen desde el día 4 de enero de 1985…

 

Leí “Las golondrinas de Kabul”, un libro que habla del fanatismo talibán, de la exclusión de las mujeres afganas y que deja poco espacio para la esperanza. También leí “Contra el viento”, de Ángeles Caso; aquí las protagonistas son mujeres de Cabo Verde que también tienen que superar obstáculos como montañas para poder vivir con dignidad, en contra de la dureza de la vida en su país… Más información de ambos libros en http://nosotrasleemos.bitacoras.com. Tras lecturas de este tipo, siempre me acuerdo de los apóstoles vacuos que, cuando hablan de los niños y la lectura, dicen que “ésta es divertida”... ¡Qué tontería! Algunos libros pueden serlo, pero nada de generalizaciones simples.

 

Y así, con éstas y otras cosas, va transcurriendo la vida, animada en estas fechas pasadas por esas felicitaciones que llegaron a través del correo electrónico o del facebook y también de la carta manuscrita.  Éstas son más apreciadas. Por eso recuerdo ahora a Lidia Ollero, Laura Andreu, Antonio G. Teijeiro, Rosa Serdio, Blanca Sanz, Manolo Callizo, Ángela y Placi, Luis Mejuto, José Manuel Bescós… que escribieron unas líneas de puño y letra y dejaron impregnadas las postales con una pequeña parte de su esencia. A ellos y a otros, les “pagué con la misma moneda” y escribí unas líneas pensando en sus personas, mirándoles a los ojos y deseándoles un año estupendo.

09/01/2010 06:25 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Anónimo

Bien paga quien a sí mismo se da. Eres una moneda de oro. La monedita del alma de Machado que no se perderá porque la encontramos en nuestro bolsillo, bien reluciente, a cada paso.
Gran Mariano merece un gran año 2010 y un abrazo del Norte.

Fecha: 10/01/2010 22:37.


gravatar.comAutor: Mª Rosa SERDIO

Yo era la anónima de antes.
¡Dos abrazos, pues!

Fecha: 10/01/2010 22:39.


Autor: Mariano

Querida Rosa:
Sabes elegir bien tus palabras y convertirlas en preciados y preciosos regalos. Ya ves, por el texto, que recibí tu postal y ya está guardada en la caja de los pequeños tesoros; en la caja donde se conservan los latidos y los afectos; las miradas imaginadas o el perfume que las manos dejaron impresas cuando rozaron el papel… Un gran abrazo para ti (también del norte, claro) en cuanto se me cure este pedazo de catarro que me tiene cabizbajo y un poco desfondado. Que te vaya todo muy bien en este 2010

Fecha: 10/01/2010 23:28.


gravatar.comAutor: Mari Carmen

Espero que el nuevo año haya comenzado estupendamente y que a lo largo de estos meses podáis cumplir la mayoría de vuestros sueños!
Mis vacaciones en Abi también han sido lluviosas, así que nos hemos dedicado a estar en familia alrededor del hogar.
A mí también me encantaba pasear y curiosear por el Mercat de Sant Antoni cuando vivía en Barcelona. Y callejear siempre era descubrir rincones, edificios, historias que me asombraban ... llenarte de melancolía y amar esa ciudad que me apasiona y que ahora -circunstancias de la vida- siento ya un tanto lejana.
Un abrazo

Fecha: 11/01/2010 18:55.


Autor: Mariano

Hola, Mª Carmen:

Parece que en las últimas fechas del pasado año y las primeras de éste se ha globalizado hasta el tiempo. No hay más que ver dónde ha llovido y dónde llueve a cántaros y dónde han caído sorprendentes nevadas. Por tanto, en casi todos los sitios hemos padecido un tiempo bastante desagradable que nos ha impedido caminar por el monte y hacer buenas excursiones (y eso que no hizo un frío tan intenso como otros años).
Nosotros también íbamos más a Barcelona cuando los hijos eran pequeños. Ahora, cuando lo hacemos, aprovechamos un poco más: para callejear, para ir al cine o al teatro o a ver un musical… La verdad es que el Mercat de Sant Antoni es un paraje singular cualquier día de la semana, pero los domingos por la mañana tenía un sabor especial. Veremos en qué queda todo después de la renovación, que imagino tardará varios años….
Saludos y buenos deseos para ti en este 2010

Fecha: 11/01/2010 19:39.


gravatar.comAutor: Anny

‘Las pequeñas cosas’,... lo sé qué lo que voy a comentar aquí después no tiene nada que ver con tu hermoso relato de las vacaciones de Navidad, pero estas palabras me recuerden a un texto corto del poeta flamenco Paul van Ostaijen de comienzas del siglo veinte (murió muy joven de la tuberculosis). Es un poema que leímos en secundaria y me gustaba (me gusto) mucho por su sencillez. El título es (traducido) : Por la mañana, Marcos saluda las ‘cosas’. Marcos es un chico que después de despertarse, saluda en su casa un jarron con flores, el pan en la mesa, la silla y las otras ‘pequeñas cosas’ de su entorno de niño. Sencillo pero muy bonito, eso es arte. Este desvio debe ser otra prueba de que las palabras puedan hacer surgir de la mente imágenes o palabras de la memoria.
Ahora vuelvo a tu texto. La pintada ‘Es ilegal el ave que migra ?’ por supuesto hace reflexionar, pero a mi no me gusta mucho este clase de escritos que se basan en comparaciones entre animales y humanos porque, no es lo mismo y puede provocar muchos malentendidos y mal interpretaciones. Yo claro entiendo de lo que se trata, pero tengo un poco de (mala) experiencia en relación con otra de estas comparaciones, con el problema de ‘control’ de especies de animales ‘no autóctonas’, es decir, introducidas por el hombre en la naturaleza, pero a menudo provocando desastres entre la fauna o flora ‘autóctona’ que no está adaptada a tal imprevisto ‘visita’. Y ya ves que las palabras ‘no autóctona’ y ‘control’ están muy pronto malinterpretada por ciertas personas, que la relacionan a la situación de emigrantes humanos (que es una única especie) y que nada tiene que ver con un equilibrio en la naturaleza pero que de este modo perjudican así medidas necesarias para la proteción de fauna y flora. Son cosas totalmente diferentes. Bueno bastante de serio. Termino en decir que es un honor de (otra vez) estar mentionado en tu blog, en la historia digital ! Gracias y un abrazo

Fecha: 12/01/2010 21:24.


Autor: Mariano

Hola, Anny:

Es muy cierto lo que dices: las palabras leídas, en muchas ocasiones, ponen en marcha un mecanismo interno que nos hace rescatar de los estratos de la memoria, recuerdos, vivencias, conexiones, momentos que ni sabíamos que estaban allí guardados. Es lo que te ha pasado a ti al leer “Las pequeñas cosas…” y lo que me pasa a mí muy frecuentemente cuando leo o cuando converso o cuando soy testigo mudo de una charla en las que participan otros…
Está bien la aclaración que haces a raíz de la reproducción del interrogante de la pintada. Cualquier persona medianamente informada sabe que colocar una especie animal (e incluso vegetal) en un ecosistema extraño para él o para ella, puede causar desequilibrios graves y problemas de alto nivel. Me hace gracia, por último, esa referencia a la “historia digital”. En este caso, era obligado y deseado escribir un poco sobre vuestra estancia en Labuerda. Un abrazo y hasta la próxima.

Fecha: 12/01/2010 23:24.


Autor: Alba Buisán Navas

Hola Mariano, ¿que tal?, yo ahora mismo estoy en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza ingresada, para hacerme el estudio para saber que tengo.Estoy esperando a que me hagan pruebas : Una ECO, una colonoscopia,...
Bueno ahora he bajado a una escuela que hay para niños ingresados.
Espero qu esteis todos bien
un saludo
Alba

Fecha: 14/01/2010 12:03.


Autor: Mariano

Hola, Alba:

No sabía nada del asunto. Pensaba que ya estaba solucionado el tema y que estabas recuperada. Espero que vaya todo bien y no te encuentren nada raro y dentro de cuatro días puedas regresar a la vida normal del colegio.
Por aquí estamos pasando catarros fuertes que no conseguimos despegar. Es como echar un pulso con los virus malos, a ver quién puede más. Del tiempo no te voy a hablar porque vives en la misma ciudad que yo y ya sabes el incordio de la lluvia continua. Malo es que no llueva, evidentemente, pero cuando lleva tantos días lloviznando, también cansa.
Por lo demás, sigo haciendo algún viaje para dar charlas, escribo como ves en el blog largos textos, leo, voy a comprar, algunos días hago la comida, voy haciendo el trabajo de la licencia… ¡Las pequeñas cosas de la vida!
Cuídate y que vaya todo bien. Un abrazo y recuerdos a tus padres.

Fecha: 14/01/2010 12:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris