Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

LOS PARÉNTESIS Y EL "PEQUEÑO PAÍS"

{(Vuelvo después de un paréntesis. He buscado en Internet información sobre dicha palabra pero sólo he encontrado la relacionada con su uso en lenguaje, en expresiones matemáticas… Yo quería hablar de otro tipo de paréntesis. He pasado una semana en el hospital, aquejado de un problema que se ha resuelto, con cirugía laparoscópica, extirpando la vesícula biliar. Esa inmovilidad física y esa geografía reducida y repetida, a la que te obliga la habitación de un centro hospitalario, te colocan en una situación especial que en nada se parece al ritmo de relación, trabajo, entretenimiento, creación, etc. en la que uno vive cuando está bien de salud y realizando aquellas actividades laborales o de ocio que tiene que hacer o que le gustan. En ese sentido quería utilizar yo el término paréntesis… Una hospitalización abre o constituye un paréntesis en tu vida. Te has ido del contexto cotidiano en el que sueles vivir inmerso y regresas de nuevo a él tras un tiempo determinado… No sin olvidar que, dependiendo de la gravedad del asunto, el listado de prioridades en tu vida ha sufrido notables cambios: algunas cosas que parecían muy importantes han descendido en el ranking y otras que tenías menos en cuenta, ocupan los primeros lugares…) Por otra parte, el hecho de estar de baja laboral un tiempo, privado de la asistencia diaria al puesto de trabajo, porque la recuperación total requiere de otros ritmos, más pausa, cuidados y alimentación especiales, etc. abre un nuevo paréntesis, una vez que has cerrado el “paréntesis hospitalario”. Por eso he comenzado este texto abriendo un corchete que ahora mismo cierro para seguir con otra cuestión}.

 

Estando precisamente en la clínica me entero que el suplemento dominical del diario El País, conocido como “PEQUEÑO PAÍS” abre también un paréntesis y deja de publicarse porque la crisis económica se lleva por delante hasta lo más impensable… Concretamente en la edición del día 19 de abril de 2009, en la página 33, sección “opinión”, Milagros Pérez Oliva, Defensora del Lector, aborda esta cuestión y se hace eco de las protestas y lamentos que muchos lectores y lectoras le han hecho llegar durante la última semana por esa decisión de la Dirección del  periódico. No me enteré de esa circunstancia el domingo 5 de abril que fue el primero que ya no encartó el suplemento y por eso no escribí mi particular nota de protesta o de lamento; tampoco lo eché a faltar el día 12. (La razón es evidente y la pongo entre paréntesis: ninguno de esos dos domingos adquirí el diario, por coincidir con el comienzo y el final de las vacaciones escolares de semana santa y por cambio de rutinas y de lugar de residencia).

 

Particularmente lamento esa desaparición porque he utilizado mucho y desde un principio ese suplemento en mis clases. En tiempos en los que no había precisamente muchos materiales de prensa para escolares, “Pequeño País” era una manera de acercarles al periódico, aprovechando de paso el potencial que aquel suplemento en color ofrecía para leer cómics o pequeños relatos, para resolver pasatiempos curiosos,  pequeñas noticias relacionadas con los más variados temas… La publicación fue cambiando a lo largo del tiempo de formato, de tamaño, de contenidos… Mientras trato de escribir algo sobre el “Pequeño País” tengo al lado de mi teclado cinco pequeños tomos con los 300 primeros números encuadernados (aunque me faltan algunos). En la portada del número 1, con fondo azul,  nos encontramos con Astérix en plena carrera y el título de “LA ODISEA DE ASTÉRIX”, al que sigue este texto:

Este domingo festejamos un doble estreno: el de este suplemento pequeño y el de las aventuras de Astérix, el galo invencible, cuyo último libro publicaremos íntegro a partir de hoy, en estas páginas de PEQUEÑO PAIS, que también son para mayores”. Ese número 1 se publicó el día 6 de diciembre de 1981, formato revista (21,5 X 28 cm). En la página 8 y última del suplemento se reseñan dos libros infantiles: “El gnomóvil” de Upton Sinclair y “Yo también”, con textos de Lolo Rico, Lola Salvador y Juan Tebar. En la portada del número 2 aparece una propuesta de recortar prendas y vestir a un personaje. En el número 3, además de las páginas que reproducen  el libro de Astérix, se publica un cuento a dos páginas escrito por Lolo Rico y Gerardo R. Amechazurra y ya la página 8 se dedica enteramente a la publicidad (en este caso de juguetes Lego).

 

En el número 15 (publicado el 14 de marzo de 1982) comienza la publicación de una serie que escribe y dibuja Romeu a lo largo de cuatro páginas. Se titula “Historia de los mundiales de fútbol” y cada domingo se dedica a repasar la historia de un campeonato por orden cronológico. Este primer capítulo está dedicado a Uruguay, 1930.

 

En el número 25 (publicado el 23 de mayo de 1982), una sección que se hizo legendaria y que se titulaba “Los cuentos de la abuelita”, con viñetas con bocadillos y pareados para guiar la historia nos recuerda que estamos ya cerca del Campeonato Mundial de Fútbol que se celebró en España en 1982 (¿alguien se acuerda de la mascota “naranjito” y del decepcionante papel de nuestra selección?):

 

Ya se acercan los mundiales y habrá fútbol a raudales. / La abuelita se prepara dispuesta a dar la cara. / Durante horas se entrena, olvidándose la cena. / La pelota está cansada de que la den de patadas./ Y la pelota rebota, y salta y cae en la sopa. / Y más sola que la una solo cena una aceituna”. En este número finaliza la serie de Historias de los campeonatos de fútbol con el de Argentina 1978.

 

Tengo especialmente marcado el número 68 (20 de marzo de 1983) porque la portada y casi toda la página 6 están dedicadas al huerto escolar que venían experimentando en el colegio nacional Meseta de Orcasitas, provincia de Madrid. Yo en aquellos tiempos ya andaba metido en esas faenas y que apareciese en ese suplemento una pequeña información sobre el tema me reafirmaba y legitimaba ante los detractores de todo lo nuevo (que los había y muchos en mi entorno laboral).

 

Otra de “Los cuentos de la abuelita”: “La abuelita al mediodía, / hizo una poesía…/ Habla en ella de animales /acuáticos y terrenales. / Por ejemplo un elefante / que nunca bebe bastante. / O el conejo estudioso / que lee cuentos famosos. / La sardina congelada / ha salido descarada. / Al cerdo la inspiración / se le ha ido… al Japón!! / Las noticias a este oso / han dejado temeroso. / Y al pobre Manolín / le dan de comer serrín… / Moraleja: ante el próximo poema / ¡tápate las orejas!”. (aparecido en la portada del número 19).

 

Bueno, mi intención no era  hacer un vaciado de la publicación (por otra parte, muy interesante para algunos temas) sino dejar constancia, al hilo de la noticia de mi relación con ese suplemento dominical. En los primeros años ochenta, cuando la denominada “biblioteca de aula” concitaba todas mis ilusiones de que el alumnado tuviese cerca una referencia documental y de lectura, allí estaban, entre libros, publicaciones de embajadas, materiales de prensa, folletos turísticos, etc. los dominicales y coloridos suplementos de El País. Nunca faltó, en los últimos años, en “La maleta familiar”, cada vez que esa estrategia (nacida, como he dicho algunas veces, de un error de lectura) viajaba semanalmente a un domicilio diferente de un niño o una niña.

 

Durante este curso, “Pequeño País” ha estado siempre en mi clase, junto con otros suplementos del mismo periódico o de otros diarios, dispuesto a ser tomado en préstamo y llevado a casa para ser leído con tranquilidad por los niños y niñas de sexto… Además, con frecuencia, era un material de lectura para momentos tras la finalización de alguna actividad o en días que se proponía lectura libre de cualesquiera  documentos que guardamos en el aula.

 

No me extiendo más, pero sí quiero terminar diciendo que espero que esta ausencia sea también un paréntesis y que, cuando toda esta situación económica se reasiente y retorne la cordura, la dirección del periódico se acuerde de ese compromiso que adquirió con sus lectores, en la nota que anunciaba su suspensión: decían que tenían la voluntad de reanudar su publicación “cuando mejore la situación económica y el mercado publicitario”. Yo estoy muy contento de esa manía mía de “guardarlo todo” y de poder ojear con tranquilidad ejemplares del “Pequeño País” viendo cómo han ido cambiando los contenidos, la estética, el formato, las colaboraciones… a lo largo de estos (casi) 28 años de existencia, los mismos que llevo yo trabajando en el CEIP Miguel Servet de Fraga. ¡Casualidades de la vida; casi a la vez también, los dos nos hemos tomado un paréntesis en nuestras vidas...!

 

25/04/2009 18:25 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ana Jesús

Hola Mariano, querido amigo.
¿Así que estás malito? Espero que te recuperes pronto; pero al mismo tiempo te digo que te lo tomes con calma, porque ya sabes como es esto, un sin vivir contínuo. Descansa y deja que te cuiden.
Un gran abrazo.
Ana

Fecha: 25/04/2009 21:25.


gravatar.comAutor: Mª Rosa SERDIO

¡Y yo que pensé que tú eras más de interrogaciones que de paréntesis!
Soy una de las Rosas que hoy hemos estado hablando de tu excelente salud mientras un cafetito nos animaba la tarde. ¿Para cuándo otro por estas tierras? Aprovecha bien, bien ese signo de puntuación y haz dos cosas primordiales en esta vida: que te echen de menos y que te quieran más. Pide mimos.
Ya te mandamos unos abrazos desde Asturias y ¿algo para leer? Sólo era una broma. Besos, maestro. Las Rosas

Fecha: 25/04/2009 22:44.


gravatar.comAutor: Evaristo

Te envio mis deseos de una rápida y sosegada recuparación desde una situación de doble paréntesis: (Estoy de viaje de fin de curso con dos clases de 2º de secundaria) (Me he refugiado en una sala del hotel, con ordenadores y "acceso prohibido a escolares")

Desde Rialp (Lleida),un saludo.

Fecha: 25/04/2009 23:39.


Autor: Julen Martinez Arroyo

Mariano me ha llamado la atencion lo del parentesis porque lo de irte de la rutina nunca lo había mirado de esa forma. Yo cuando fuí operado estube una semana sin ir al cole y por tanto rompi la rutina de levantarme he ir al cole.También es casualidad que el Pequeño Pais se habra un parentisis a causa de la crisis economica.
También me han gustado tus rimas sobre el futbol. Volviendo al otro tema me ha sorprendido que tengas recogido todos los suplementos del Pais durante 28 años.

Fecha: 26/04/2009 16:47.


Autor: Judit

El jueves Gyuzel, Yanina y yo fuimos a verte, pero como estabas en la cama le dimos un regalo a Merce para que te lo diera a tí.
Espero que te recuperes pronto.

Fecha: 26/04/2009 17:55.


Autor: mery (una madre)

hola mariano,a todos alguna vez nos ha tocado algun paréntesis de esos en alguna ocasión,o parecidos...
paciencia,tranquilidad y buena letra...o eso suelen decir .animo.
suelo leer normalmente tu blog,aunque no suelo poner comentarios. que te mejores.un saludo.

Fecha: 26/04/2009 21:32.


Autor: Fina

El paréntesis se cierra y vuelves a la carga, más cansado (supongo) pero siempre con ganas.
Espero verte pronto por la biblioteca. Nosotras seguimos trabajando a tope (como siempre) para nuestra próxima cita con el cuenta-cuentos.
Te mando un fuerte abrazo virtual de los Cabrera-Escándil.

Fecha: 26/04/2009 21:40.


Autor: Mariano 1

Queridas Ana Jesús y Rosa:

Gracias por vuestros buenos deseos. La verdad es que estas cornadas a la salud, cuando ya se tiene unos años, van dejando cicatrices profundas. Como decís, me lo tomo con calma, como no podía ser de otra manera; me dejo cuidar (Mercé es una cuidadora fuera de serie) y seguiré trabajando a un ritmo menos en cuanto desaparezcan el dolor y la fragilidad…
Un abrazo para cada una.

Fecha: 27/04/2009 12:37.


Autor: Mariano 2

Estimado Evaristo:

Te agradezco mucho el detalle de mandarme esas palabras de ánimo aprovechando esa mínima posibilidad de escribir estando de viaje de estudios. Espero que el desarrollo del mismo sea satisfactorio y no haya ningún problema. Un abrazo.

Fecha: 27/04/2009 12:41.


Autor: Mariano 3

Hola Julen y Judit:

Me hace mucha ilusión que me escribáis a través de este medio de comunicación. Me hacen mucha gracia tus reflexiones –Julen-, llenas como siempre de frescura y espontaneidad. No debe extrañarte que guarde muchos ejemplares del “Pequeño País”, pues ya me conoces un poco, sabes que soy algo “basurillas” y que guardo de todo, porque creo que todo puede servirnos en algún momento… Cuando digo “todo”, quiero decir muchas cosas, claro.
En cuanto a Judit, cuando me desperté del sueño reparador, ya me dijo Mercè que habíais venido a verme y abrí vuestro regalo. Gracias por el detalle. Un abrazo.

Fecha: 27/04/2009 12:46.


Autor: Mariano 4

Hola Mery y Fina:

Bueno, es cierto, la vida está llena de paréntesis –de esta o de otra índole- y a medida que cumplimos años, son más frecuentes los de este tipo, no cabe duda. De todos modos, estas cosas hay que afrontarlas con naturalidad y darle tiempo al tiempo para restablecerse y recomponerse como es debido. Yo así me lo he tomado. Un saludo cariñoso para Mery por confesarse lectora del blog y otro para Fina, a la que espero ver pronto en algún cuentacuentos.
Un abrazo

Fecha: 27/04/2009 12:51.


Autor: Alba Buisán Navas

Hola Mariano, ¿que tal?, espero que te recuperes pronto. Ahora mismo estoy en la biblioteca del colegio. Cada miércoles, con Ainoha Jodar, cogemos 2 heraldos de Aragón: uno para la clase y otro para la biblioteca y aprovechamos para cambiar la cartelera. Cada semana cambiamos la cartelera 2 días: miércoles y viernes. Muchos domingos vamos a buscar el periódico al quiosco y lo leo, y lo comentamos en casa. Leyéndolo te enteras de muchas noticias. Ahora mi madre con el País, compra unos libritos sobre diferentes ciudades españolas,¡hay mucha información!

Fecha: 29/04/2009 12:29.


Autor: Mariano

Hola, Alba:

Bueno, estoy unos ratos mejor que otros, pero creo que con una evolución normal aunque lenta. Me alegra que hayáis asumido ese encargo de la prensa con dedicación y que sintáis curiosidad por sus contenidos. Por cierto, estoy terminando el libro que me regalaste: “El informe de Brodeck” de Philippe Claudel. Tuviste buen ojo. Es un libro duro que no invita a sonreír porque lo que cuenta es una historia, a ratos brutal, pero es una gran novela.
Bueno, saludos, Alba y hasta otra.

Fecha: 29/04/2009 20:30.


Autor: Ainoa Rivas

Hola mariano!
En clase, (como bien a dicho alba) vamos colgando hojas de periódico en la cartelera.
Marina y yo, le enseñamos la clase a teresa (nuestra nueva profesora), y estamos retomando algunas cosas que hacíamos contigo:

Contraseñas poéticas: se lo explicamos, y como no tenia a mano libros de poesías , nos puso frases famosas o celebres:

“Es propio de hombres de cabezas medianas, embestir contra aquello que no les cabe en la cabeza” Antonio Machado
“La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira, como el aceite sobre el agua” Miguel de Cervantes
“Hoy es siempre todavía” ¿?
“El hombre es un experimento; el tiempo demostrara si valía la pena” Mark Twain
...etc

noticias : solo hemos hecho una, el viernes.

textos de fin de semana : ya hemos hecho uno, y este fin de semana otro.

Bloc de dibujo: en clase de plástica, podíamos pintar en el tablet, o pintar en el bloc de dibujo. Alba , Samara, Violeta y yo, dibujamos en el bloc, el cuadro de Joan Miró “El Amanecer”

¡En clases todos deseamos que vuelvas!
Que te mejores, un saludo

Fecha: 01/05/2009 09:23.


Autor: Mariano

Hola, Ainoa:

¡Vaya informe que acabas de hacerme! Ayer terminé de leer un libro que me regaló Alba, titulado “El informe de Brodeck” y al recibir tu comentario me ha hecho gracia comparar ambas cuestiones, que no tienen comparación por otra parte.
Está bien eso que ha hecho Teresa de reconvertir las contraseñas poéticas en frases famosas (hay muchas también y muchas de ellas muy ingeniosas). Ayer hablé con Gyuzel (nos encontramos en la calle) y también hace pocos días con Ainoha J. Ya sé que estáis bien y que el comportamiento en general es aceptable.
Bueno, yo sigo recuperándome poco a poco; suelo salir cada día a dar un paseo, comprar el periódico, el pan, esas cosillas y en casa, cuando tengo ganas trabajo un rato en el ordenador y leo mucho, ahora que tengo más tiempo.
Me alegra que hayas escrito. Te mando un abrazo y saludos para tu familia.

Fecha: 01/05/2009 11:04.


gravatar.comAutor: Roberto

Hola, soy de Argentina, y mi primer acercamiento con los mundiales de futbol fue a traves de la historia de Miguelito y su hermano Hugo. Desafortunadamente, en una mudanza, perdi los fasciculos 19 y 22 que refieren a Suiza 54 e Inglaterra 66. Sabrias si es possible conseguir una copia de los mismos?. Muchas gracias

Fecha: 26/05/2014 18:51.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris