Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

Memorias de un viaje a Budapest

Siete postales de recuerdo...


(1). Monumento de los zapatos, a orillas del Danubio.

Te colocas de pie o sentado, en silencio, frente a esos sesenta pares de zapatos metálicos, de diferentes formas y tamaños y revives con un nudo en el estómago y un dolor profundo y ancestral el salvaje fusilamiento de 20.000 judíos húngaros, a los que se les hacía descalzar antes de ser fusilados y lanzados sus cuerpos al río… En ocasiones, eran atados de dos en dos; el disparo mataba a uno de la pareja y los dos eran lanzados al río. Todo lo anterior sucedió entre diciembre de 1944 y finales de enero de 1945. Todas las brutalidades fueron ya imaginadas y probadas… Y aún seguimos hablando de “género humano”…

El monumento de los zapatos de Budapest conmemora este genocidio. “Los zapatos en el Paseo del Danubio” fueron realizados en 2005 por Gyula Pauer y Can Togay. Estos sesenta pares de zapatos de hierro solitarios, sin dueño, son una alegoría a lo que quedó de estos judíos asesinados y tirados a la corriente de agua por fascistas húngaros, colaboradores de los nazis.

 

(2). Pinceladas de otoño

Hermosa ciudad, con –en estas fechas de finales de octubre- preponderancia de tonos amarillos (el color de los taxis y de los tranvías). Las aceras de la ciudad, teñidas del amarillo de las hojas de los olmos y almeces. Los parques, tanto el interminable de la Isla Margarita como el que está situado detrás de la Plaza de los Héroes, con árboles como antorchas luminosas y suelos tapizados por la lluvia amarilla caída… Tiempo decadente y hermoso, a la vez, para quienes amamos sin condiciones esta estación.

 

(3). El Parlamento es un icono de la capital húngara.

En la orilla izquierda del caudaloso Danubio, podemos contemplar esta magna obra de arquitectura. Construido entre 1884 y 1902, fue la más grande de su época. Consta de 691 habitaciones y tiene unas dimensiones de 268 metros de longitud y 118 metros de anchura. Es el tercer parlamento más grande del mundo después del de Rumanía y el de Argentina. Su construcción demostró el poder económico de la Hungría de principios del siglo XX.

La visita al parlamento se compone de diversas estancias, las más importantes son:

  • Escalera principal: Tras subir por la alfombra roja, la primera impresión del parlamento es sobrecogedora. En el descansillo central se puede ver un relieve del arquitecto Imre Steindl, diseñador del edificio.
  • Sala de la Cúpula: En esta sala se puede apreciar el interior de la cúpula y se exponen diversas estatuas de los reyes de Hungría. Enfrente de la escalera principal se encuentra la de San Esteban, el primer rey de Hungría.
  • Antigua Cámara Alta: Actualmente utilizada sólo con fines turísticos, esta es la sala en la que todos pensamos al imaginarnos el parlamento. En el ala sur se encuentra su gemela: la sala del Consejo de los Diputados.

Visita obligada a su interior y a los alrededores del enorme edificio, así como la contemplación nocturna desde cualquiera de los dos puentes próximos: el de Margarita y el de las Cadenas.

 

(4). La Sinagoga Judía

Recibe muchos otros nombres: la Gran Sinagoga, la Sinagoga Dohány o la Sinagoga del Tabaco, ya que en judío, dohány significa tabaco. Fue construida entre 1854 y 1859, siguiendo el diseño del arquitecto vienés Ludwig Forster. Mide 53 metros de largo, 26 de ancho y tiene asientos para 2.964 personas, 1.492 hombres y 1.472 mujeres.El ghetto judío.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis hicieron de los alrededores de la sinagoga un ghetto judío que posteriormente se convirtió en un campo de concentración. Desde este lugar, muchos judíos fueron enviados a los campos de exterminio.

En el exterior de la sinagoga se encuentra el sencillo cementerio judío (muy sencillo, sobre todo si lo comparamos con el Cementerio Judío de Praga) y el Árbol de la Vida, una escultura similar a un sauce llorón en el que cada hoja lleva escrita el nombre de un judío asesinado durante el Holocausto. Esta escultura fue construida en 1991. Al igual que el monumento de los zapatos, éste es también muy visitado por ese recordatorio que promueven las hojas metálicas de las personas que fueron cruelmente asesinadas.

 

(5). El mercado central

 Se construyeron en Budapest cinco mercados a finales del siglo XIX para controlar la calidad de los alimentos y mejorar el estado de conservación de éstos ya que, durante esa época, la población estaba sufriendo muchos problemas sanitarios.

 El arquitecto Samu Pecz se encargó del diseño y el edificio se levantó en 1897. Desde sus inicios fue una continua fuente de protestas, los ciudadanos criticaban que desde su creación los precios se habían incrementado, hecho que se maximizó con la llegada de la Primera Guerra Mundial. En la Segunda Guerra Mundial la estructura del mercado quedó gravemente dañada y en los años venideros comenzó a perder su estatus.

 En 1991, el Mercado Central se declaró en ruinas y fue cerrado al público. Tres años más tarde el edificio fue restaurado y hoy es uno de los edificios más significativos de Budapest.

 Hoy es un edificio con un interior cuidado, de vistosos puestos de variados productos alimenticios en la planta baja, con pasillos anchos y limpios. En la planta superior hay multitud de puestos donde se venden los más variados objetos para los turistas y también puestos de comida para satisfacer las más variadas necesidades gastronómicas, je, je… Resumiendo, un festival de colores y de olores a especias y comidas diversas…

 

(6). La Plaza de los Héroes

Es una de las plazas más importantes de Budapest. Sus estatuas conmemoran a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría.

Situada en el extremo menos céntrico de la Avenida Andrássy, la arteria más importante de la ciudad, la Plaza de los Héroes forma junto a ella un importante conjunto arquitectónico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En el centro de la plaza se alza el Memorial del Milenio (también llamado Monumento del Milenio o Monumento Milenario), conjunto de especial relevancia en Budapest, con estatuas de los líderes (Árpád, Elöd, Tas, Huba, Töhötöm, Kond y Ond) de las siete tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX y otras personalidades de la historia húngara. La construcción del memorial se inició cuando se celebraron los mil años del país (en 1896) y no se finalizó hasta 1929, cuando la plaza adoptó su nombre.

El 16 de junio de 1989, una multitud de 250.000 personas se congregó en la plaza para celebrar el histórico entierro de Imre Nagy, ejecutado en junio de 1958.

 (7). La Ópera

Fue diseñada por el arquitecto húngaro Miklós Ybl, es uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría.

La construcción del edificio se llevó a cabo entre 1875 y 1884 y fue financiada por Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la condición de que ésta no fuera más grande que la Ópera de Viena. La Ópera de Budapest tiene 1.261 asientos. El exterior del edificio está decorado con esculturas de famosos músicos y compositores.

Actualmente se han emprendido labores de rehabilitación, por lo que durante dos años, al menos, no se representará ninguna obra en su interior. En alguna de las fotos, se aprecia el patio de butacas, sin butacas, por esa circunstancia.

 

29/01/2018 10:24 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris