Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

Anotaciones feisbuseras (IV)

De nuevo, armo un post con fragmentos escritos previamente. En esta ocasión, una selección de los publicados en el mes de noviembre (que aún no ha terminado, por cierto). Son textos cortos escritos en facebook e ilustrados en unos casos con una fotografía y en otros con un álbum de fotos…

 8 de noviembre de 2012:

 Buenos días. A todas las amistades  de facebook les recuerdo que la biblioteca escolar del Colegio Público (¿por qué quitaron esta denominación?) Miguel Servet de Fraga cumple este curso dos efemérides notables. En este primer trimestre, 10 años de la colaboración directa, original y efectiva de un amplio grupo de madres en tareas de dinamización de la biblioteca y el próximo mes de marzo, cumplirá 25 años desde su apertura diaria. Ayer lo recordábamos, una vez más, mientras atendíamos a Neva, Rosa y Ana, tres maestras bibliotecarias que se habían desplazado desde Bilbao para visitarla y conocer con detalle lo que hemos venido haciendo… (http://servetbiblio.blogspot.com.es/2012/11/una-visita-especial.html)  Tal circunstancia confirma una vez más mi particular teoría de que “La biblioteca escolar es una fuente incesante de buenas noticias(http://lecturaburgos.files.wordpress.com/2009/09/ponencia-mariano.pdf)

 11 de noviembre de 2012:

 Otoño en la Pinada de Fraga. Hacía años que no paseábamos por el parque de la Pinada. Cuando nuestros hijos eran pequeños, íbamos por allí casi cada día y podíamos controlar hasta el ritmo de crecimiento de algunos árboles… Hoy por la mañana, tras comprobar con estupor el arboricidio perpetrado en las pistas, nos hemos refugiado en ese espacio al que –por el momento- no ha llegado el “comando legal de leñadores improvisados”. Arces, liquidámbar, ginkgos biloba, plataneros, acacias… iluminaban con sus amarillas copas nuestro caminar y nuestra mirada. Estábamos solos y nos hemos detenido a contemplarlos con detalle y a disfrutar de toda la belleza de un espacio que aún guarda agradables sorpresas (también algunas desagradables, como la basura almacenada en el pequeño estanque). Guardamos en nuestras retinas algunas bellas imágenes y, como también las hemos capturado con la cámara digital, pues ahí va una pequeña selección que, contrastarán con toda seguridad con la media docena del álbum anterior sobre Monegros… Para todas y todos, que tengáis una buena semana y os mostréis combativos el próximo día 14.

 17 de noviembre de 2012:

 Hace un día gris, en Fraga. No sé qué camino tomará: si saldrá el sol o si acabará lloviendo. Si hacemos caso de los indicadores externos, el firmamento seguirá pardo y acabará lloviendo.

Es lo que pasa en el país, que no sale el sol desde hace tiempo. Solo hay nubarrones para quienes sienten la amenaza de perder su casa; para quienes tienen la certeza de que están sin trabajo; para quienes ven golpeadas violentamente sus legítimas reivindicaciones; para quienes sienten extremadamente oscurecido su futuro; para quienes, día tras día, ven defraudadas sus esperanzas de mejora…

Todos nos merecemos un tiempo mejor. Merecíamos estar a salvo de la influencia de mercaderes sin escrúpulos, de banqueros corruptos y ávidos; de políticos increíblemente mentirosos; de represiones violentas a protestas pacíficas; de la burda manipulación de los medios de comunicación; a salvo de la intemperie, de la ignorancia, del desprecio o del menosprecio, de la desatención… Merecíamos tener la oportunidad de vivir dignamente; de ejercer y disfrutar de la condición de ciudadanos y ciudadanas; de pasear por las calles y reunirnos en las plazas expresando nuestras ideas; de ir a trabajar para poder desarrollar cada cual su proyecto de vida; de disfrutar de las manifestaciones culturales que una sociedad evolucionada pone al servicio de las personas; de acoger y ser solidarios; de educarnos y curarnos con todas las garantías, con todos los medios; de atender a las personas mayores que se dejaron media vida en el trabajo… Poder vivir sin ese sentimiento, cada día más presente, de que nos están haciendo la vida imposible; de que si no es a ti mismo a quien ponen enormes trabas es a un familiar, a un vecino a un compañero de trabajo… Poder vivir sin ese sentimiento de asco permanente por el comportamiento de los irresponsables que mandan, que se empeñan en repetirnos cada minuto que todo lo hacen por nuestro bien; que vamos por el buen camino (aunque lo estén sembrando de cadáveres), que en no sé qué año las cosas ya empezarán a cambiar; poder vivir sin que ningún imbécil nos nombre la maldita “hoja de ruta”, cada dos por tres…

Es sábado, fin de semana. Al menos, con la imaginación, me largo hasta los alrededores de Labuerda y miro esta imagen poderosa de un río: el Cinca; de un bosque tupido; de una montaña: la Peña Montañesa y de un firmamento, con nubes y claros, por donde se cuela el sol. Aquí me refugio un rato y os ofrezco cobijo. Ánimo y salud.

 18 de noviembre de 2012:

 No sé qué me pasa, pero es como si me hubiera abducido el otoño… Es una vivencia que experimento cada año, para estas fechas. Soy esclavo visual y emocional de estas tonalidades decadentes… Tal vez debiera psicoanalizarme, pero lo dejaré para más adelante, por si me surgen nuevas dolencias y así aprovechar mejor la visita…Aunque, el caso es que funciona como una terapia benefactora. Cojo la cámara y me largo en busca del color amarillo… Y así la cabeza descansa un rato de problemas escolares, de plazos que debo cumplir para algunos encargos u obligaciones autoimpuestas, de todo el berenjenal nacional y autonómico e incluso de las últimas imágenes brutales que los medios de comunicación nos traen de la reventada Siria o de la que se ha iniciado en Gaza…

Yo creo que tenemos un depósito de sufrimiento solidario con una cantidad “X” (no sé en qué unidad de medida podríamos cuantificar el “sufrimiento solidario”) y que nos quedan pocas reservas… Se impone la necesidad, en muchos momentos, de tomar aire y rellenar ese depósito para digerir y llorar los próximos desmanes auspiciados y animados por unos cuantos bestias totalitarios, que gobiernan países y manipulan los sentimientos de algunos pueblos, causando con sus delirios toneladas de dolor y muchos, muchos muertos…

 Una manera de llenar ese depósito y ganar salud para otras urgencias, es salir a descubrir el entorno en el que estás y hacer unas fotos para que los colores y la luz alimenten con su belleza la propia sensibilidad y te sientas reconfortado. Si me repito, ya perdonarán, pero como decía al principio, me siento un poco abducido y los abducidos no somos dueños de nuestras palabras ni de nuestras acciones, así que ahí os dejo nuevas tonalidades amarillas que la lluvia de ayer tarde y el fuerte viento de por la noche, precipitaron hasta el suelo. Que pasen una buena tarde de noviembre y que tengan una buena semana laboral.

 22 de noviembre de 2012:

 Espero que, si eres suscriptor de El Gurrión, lo hayas recibido ya, o estés a punto de hacerlo. Con este número (el 129) se cumplen 32 añazos desde que empezó la historia (tan modestamente, que nunca pude imaginar que llegaría hasta aquí). El pajarico (debe ser pajarica…), viene bien preñado esta vez; nada menos que con 52 páginas y seguro que os va a gustar.

Tiene esta revista una nómina (gratis) de colaboradoras y colaboradores que no tienen precio de buena gente que son y eso es, precisamente, lo que hace posible su tozuda existencia.

Los que no sois suscriptores, pero lo recibís como intercambio o por amistad (los más), tardaréis todavía unos días, porque aprovecharé para mandar esa tanda el puente de la constitución. De todos modos, aquí os dejo un enlace por si queréis leerlo en pantalla:

 http://macoca.org/IMG/pdf/gurrion_129.pdf

23 de noviembre de 2012:

 Cajas que son casas…Para luchar contra la humedad, la oscuridad y el frío de la niebla, nada mejor que alguna idea en color.

Inmersos, como estamos, en una crisis económica de tamaño regular y, a pesar del pinchazo (o explosión violenta) de la burbuja inmobiliaria, un grupo de chavales y chavalas se han disfrazado de “arquitectos marcianos” y en pocos días no han parado de levantar sorprendentes urbanizaciones: unas tiene forma de pueblo recoleto y otras de zona urbana pija. Entre todos y todas, han convertido o reutilizado unas 140 cajas de variada procedencia y de diversos tamaños en casas de planta baja, rascacielos, almacenes, iglesias, garajes, edificios municipales, centros escolares…

Me he enterado que, la mayoría, han contratado (“ilegalmente”, casi con toda seguridad) a algunos miembros adultos de su familia, para el trabajo más duro y los acabados. No me importa, porque han hecho cosas muy dignas de enseñar y de ver. Estos chicos y chicas que están en sexto de Primaria fueron ayer y hoy por las aulas de Infantil con sus maquetas para “fardar” un poco delante de los más pequeños, que se quedaron muy impresionados y los cosieron a preguntas, metiendo el dedo donde les plujo. Ahí va una mínima muestra de las más de doscientas fotos que hemos hecho del evento. Que paséis un buen finde…

 24 de noviembre de 2012:

 La mula y el buey en el portal de belén… ¡Qué oportuna y profunda preocupación en este momento! Palestina incendiada; un nuevo y vergonzante episodio de cómo se masacra con incontestable superioridad económica, política y militar a un pueblo (el palestino), mientras todo el mundo mira para otro lado.

Está la cosa como para montar belenes… Al final, el único personaje que parece que actúa con dignidad en la instalación es el “caganer” (o sea, el que está con los pantalones bajados aliviándose de un apretón), pero con el tema de la independencia catalana de por en medio, vete a saber si –ya este año- querrá volver a ponerse en posición tan comprometida… ¡Qué tiempos, por Tutatis!

 Día 26 de noviembre de 2012:

 Jubilación significativa. Hoy he recibido por correo un ejemplar del número 428 de la revista CUADERNOS DE PEDAGOGÍA. En ella escribe Jaume Carbonell su último editorial. Quien fuera director de “Cuadernos” los últimos dieciséis años y estuviera vinculado directamente a la misma desde su fundación en 1975, se jubiló el pasado 20 de noviembre. ¡Vaya fecha para jubilarse!, le dije en el correo electrónico que le mandé, como respuesta al que él enviaba comunicando la circunstancia. Su editorial se titula “Adiós y gracias”; y “gracias” es lo que habría que darle, con enorme énfasis a Jaume por la aportación extraordinaria que esa revista ha hecho a la educación, a las escuelas, a las maestras y maestros.

Hace algo más de un año, recibí una llamada de Jaume en la que me invitaba a escribir, nueve columnas (para otros tantos números) de una sección llamada “Historias mínimas”. Esas colaboraciones se han ido publicando a lo largo de este año 2012 y la última, que titulé “El lectosentido” se publica precisamente en este número que acabo de recibir. Yo también me despido, de momento, je, je., de la revista. Jaume Carbonell siempre tuvo una mirada cálida hacia lo que hacíamos la gente de Aula Libre y la foto que ilustra estas líneas está tomada el día en el que Aula Libre celebraba en Huesca los 30 años de vida. Jaume participó en el acto de homenaje y cenó con todos nosotros. Le mando un fuerte abrazo y los mejores deseos para este tiempo nuevo que tiene por delante.

Día 30 de noviembre de 2012:

 Ya sé que no soy imparcial (ni tampoco lo pretendo) al valorarlas, porque conozco al dedillo el itinerario seguido por estas mujeres –madres cuentacuentos- desde sus comienzos (no en vano, buena parte del camino lo hemos hecho juntos).

 Hoy por la tarde he asistido, con el alumnado de sexto, a la octava y última sesión de una nueva tanda de cuentacuentos. En este caso, conmemorativa de los 10 años de funcionamiento de este grupo dinámico que mantiene las mismas intenciones y la misma filosofía con la que nació, a pesar de que algunos miembros del mismo lo han ido dejando, cuando sus hijas e hijos abandonaron el colegio y de que otras madres se han ido incorporando últimamente, despejando gratamente el horizonte del futuro. El pollo tomatero (Historia de un pollo) de Marianto; el Epaminondas de Mari Carmen y de Tere; el Zogloboló de Rosa o el colectivo ¿A qué sabe la luna?, con la ayuda de Eve, Susana y Carla, han vuelto a tomar cuerpo y palabra en la biblioteca de nuestro colegio… Y Nati ha ido refrescando en qué año y con motivo de qué tema se contaron, en su momento, esos libros, esos cuentos… Y esas palabras repasando una trayectoria sonaban muy bien porque dejaban claro que todo esto no ha sido flor de un día, ni ocurrencia de última hora. Aquí el compromiso ha sido firme y duradero (y todavía no ha terminado). Durante casi una hora, he escuchado, he comprobado el esfuerzo que hacen estas mujeres, he visto la evolución maravillosa en el arte de contar, me he reído y me he emocionado… En días anteriores han vuelto a contar Rosabel, Rosi, Eli… Muchas madres, mucha ilusión, mucho trabajo y muchos niños y niñas, testigos de todo ello. Aunque la realidad se lo está poniendo difícil, estas madres tienen mucho valor y sus palabras remueven los sentimientos. Felicitaciones…

27/11/2012 19:47 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris