Facebook Twitter Google +1     Admin
Este es un espacio para leer y escribir, para reflexionar y opinar; es una ventana abierta, un orificio en el muro. ¡Asómate!

Temas

Enlaces

Archivos

gurrion

LA PRIMERA SEMANA DE SEPTIEMBRE

1.- Para el colectivo docente, esta es una de las semanas menos esperadas del año. Nadie, en su sano juicio, espera con impaciencia que se terminen sus vacaciones. Siempre podría encontrarse alguien que incumpliese esta premisa, pero vamos a partir de la base de que el personal se halla confortablemente instalado en estado de descanso.

Atrás quedaron dos meses estivales de ardientes vacaciones (ardientes por el calor que hace estos últimos años, claro; porque no sé si en todos los casos habrán sido vacaciones llenas de pasión, ni si alguien podría hacer una afirmación universal de ese calibre). Un tiempo sin horarios, con viajes frecuentes, con tertulias alargadas y sesiones de cama también más largas de lo habitual, con bañitos y paseos y sosegada lectura de prensa y de literatura o revistas de quiosco; de encuentro con las amistades para compartir excursiones, paseos, comidas o cenas y largas sobremesas… ¡A ver quién se declara aborrecido de todo esto y reclama a grandes voces regresar a la rutina laboral!

 

 

 2.- El caso es que la llegada de septiembre despeja todos los años, en muchos maestros y maestras, un amplio número de dudas laborales referentes a la localidad de destino y el colegio donde cada cual pasará el curso; a cómo serán  los vecinos y vecinas de trabajo con los que tendrá que lidiar, cuántos alumnos y alumnas tendrá en la lista inicial (que luego ya irá aumentando gradualmente, si se mantiene la tendencia de los últimos años); cómo viene este año el calendario laboral; qué días se han señalado para las fiestas locales; cómo estarán organizadas las entretenidas vigilancias de patio o cuál es el riesgo semanal de que acuda a sustituir a otro y otra si es que tiene horario para ello; qué pinta y talante gasta el equipo directivo; como es el alumnado, cultural y socialmente hablando; qué horario diario rige en el centro; cuáles son los distintos niveles de obligación de pertenecer a grupos de trabajo o qué relación hay entre el centro y la Asociación de Madres y Padres; en qué ciclo le tocará trabajar y cómo será el corro de docentes con los que le tocará relacionarse; qué tipo de emociones se estimularán preferentemente este curso; dónde se quedaré a vivir los días laborables; si se coordinará bien o no habrá manera de hacerlo; si tendrá alguna posibilidad de poner en funcionamiento ese soñado proyecto pedagógico personal…, entre otras muchísimas cosas.

 

 

3.- Mi amigo A. G. Tellerías, del que ya hablé en otro post de este blog, me contaba esta semana, en un correo electrónico, cómo la jubilación de su jefa –copio textualmente- “ha supuesto el final de un tiempo oscuro en el que primaba la unanulidad, el acoso, el autobombo, el monólogo claustral, la manipulación de la información, la inoperancia pedagógica, la anulación de la expresión del profesorado o el miedo a expresarse en público, el pasilleo cotilla de la jefa con sus allegadas y allegados, el entreguismo fácil y oportunista, la intencionada invisibilidad y los olvidos reiterados e interesados”. Añade mi amigo que, con esa ausencia, ya en este curso “esperamos abandonar el personalismo y la imbecilidad, esa que convertía lo trivial y sin sustancia en algo magnífico, adornado convenientemente, a falta de ideas novedosas o sugerencias jugosas…” Yo siempre le digo a mi amigo que todos hemos vivido episodios de ese calibre y que hay que ser fuertes, caminar con un sentido ético del trabajo y desarrollar los principios pedagógicos que uno ha ido amasando y almacenando con el estudio, la práctica y el contagio, sin importar quienes andan importunando. Uno se traza un camino y defiende sus planteamientos, cavando trincheras si es preciso… Hay tiempos oscuros en todos los sitios y algunos o algunas, escondidos tras su efímero “poder”, no pasarán la criba del tiempo por haber hecho nada reseñable y ya el paso imparable del mismo los irá colocando en su lugar…

 

 

4.- Para mí, esta primera semana de septiembre ha tenido un sabor diferente. No he sentido la tensión que comienza justo treinta minutos después de pisar el colegio cada 1 de septiembre. La razón fundamental es que ese día no acudí al centro porque me han concedido una licencia por estudios para desarrollar un proyecto titulado: “Algunas propuestas de trabajo con las TICs que contribuyan a un cambio metodológico en la práctica escolar”. Un proyecto que presenté en la Consejería de Educación (en una convocatoria anual y abierta a todo el profesorado de la Comunidad Autónoma) el pasado mes de abril y que se resolvió definitivamente el pasado 4 de agosto. Esta circunstancia me abre un tiempo de sosiego, de trabajo en casa, sin estar sujeto a horarios rígidos y centrándome fundamentalmente en ese trabajo, sin más preocupaciones (aunque es cierto que éstas, casi en cualquier circunstancia vital, nunca faltan). Espero sacar partido de este regalo y hacer un buen trabajo que pueda ser publicado (todo o en parte), bien en formato digital o en papel.

El jueves de esta primera semana me acerqué al colegio a saludar al personal y recoger algunas cosas que había dejado por allí (he dejado otras más que ya retomaré cuando vuelva). El personal andaba relajado y de buen rollo, con muchas novedades en la composición del claustro. Seguro que va bien esa renovación.

 

 

5.- Ayer sábado, como todos los primeros fines de semana de septiembre de los últimos seis años, nos acercamos a Monzón, a ver, visitar y recorrer tranquilamente la Feria del Coleccionismo REPLEGA. La verdad es que resulta una fiesta ver tanta gente de tantos lugares distintos afanada en mostrar, comprar y vender, mirar, intercambiar,… los más extraños y originales objetos. En muchos casos, amasados a lo largo de muchos años de la vida, sin un valor material excesivo, pero imposibles de reunir si no se ha dedicado antes un montón de años de paciente labor de recopilación y clasificación. El artífice de este invento, cada año con más visitantes, es el amigo Chorche Paniello (coleccionista de pegatinas, sellos, etc.) que todos los años consigue sorprender a los visitantes con algo nuevo; en éste (entre otras muchas cosas), con una instalación de trenes en miniatura que no cesaban de recorrer unos cuantos metros de vías, con estaciones de parada e instalaciones industriales en miniatura donde detenerse. Daniel llevó una muestra de sus chapas repetidas para cambiar y al final del día consiguió un buen botín que engrosará una colección que pasará ya de las 7.500 unidades, de más de cien países del mundo. Por mi parte, aproveché para llevarme una bolsa de marcapáginas y realizar también algunos cambios hasta bajarme con unos 300 nuevos, que también engrosarán mi colección (colección que deberé ir ordenando para poderla mostrar mejor). Y además de la asistencia a la feria, aprovechamos el día para encontrarnos con algunos amigos y amigas, con quienes mantenemos buenas y largas relaciones en el tiempo. Allí nos dimos cita Mª José, Fernando, Eva R., Eva G., Geles, Guillermo, Ana, Mercè y el que suscribe. Comimos en el restaurante “El Portal de LA ARMENTERA” de la población de Selgua; lugar en el que no habíamos estado la mayoría de nosotros. Comimos muy bien y hablamos mucho de todo lo divino y lo humano y nos hicimos algunas fotos que, a lo mejor, vaya usted a saber, las ponemos algún día en el “cotilla” facebook. Comida, conversación y risas, recordando momentos y personas y tiempos compartidos. Sosiego y tranquilidad a la hora de los cafés, de la sobremesa, continuada luego en Monzón en una terracita al aire libre, hasta el momento de dispersarnos; hasta el momento de despedirnos para que, un momento antes del anochecer, cada cual pudiera volver a su casa. No sin antes prometernos que tomaremos en consideración las fechas de esta feria para encontrarnos de nuevo el año próximo. Y todo, sin descartar la posibilidad de hacerlo en cualquier otro momento, porque como decía mi abuela “ande s´está bien, güen rato”.

 

 

P.D.

.. Y ya “fuera de micrófonos”, ayer sábado, mi madre cumplió 89 años y aún se levanta cada día con no sé cuántas faenas para ir haciendo. Felicidades, mamá.

 

.. Estoy terminando el trabajo de coordinación de un número de la Revista de Literatura de Primeras Noticias, dedicado de manera monográfica a la poesía. Ha sido un placer reunir en una misma publicación a algunos amigos y amigas: maestras y poetas, maestros y poetas. Cuando salga publicada –hacia el final del año- dedicaré un post a hablar de ella.

 

.. Hoy, domingo por la tarde, jugaba aquí en Fraga, el Monzón. Ha perdido el equipo local por un gol a cero, gracias a un polémico penalti que ha supuesto además la expulsión de un jugador local. Daniel estaba convocado, ha estado calentando en la segunda parte, pero al final no ha salido a jugar (sí lo hizo el domingo pasado en Calatayud). Bueno, otro día será

 

 

 

 

 

06/09/2009 23:00 gurrion #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Alba Buisán Navas

Hola Mariano, ayer le decia a mi madre que me sentia un poco rara porque todos los niños habian empezado el colegio y yo aún estoy de vacaciones...Dile a tu madre que felicidades que 89 años ya son muchos años. El domingo vi a Daniel en el Fraga, ¡a ver si el proximo partido ganamos!
Bueno recuerdos a todos.

Fecha: 09/09/2009 11:08.


Autor: Mariano

Hola, Alba:

Bueno, yo en cambio no me siento nada raro. Salgo por la mañana a hacer la compra y me encuentro la mar de bien en una ciudad menos concurrida y más silenciosa… Cumpliré tu encargo con mi madre. Es cierto que 89 años son ya muchos años. Lo importante, a esa edad, es seguir teniendo la cabeza en su sitio y poder todavía tener ánimos y motivos para vivir. Y, en cuanto a Daniel, pues al final no pudo jugar; a ver si en el próximo partido tiene unos minutos.
Que vaya bien tu comienzo de curso en un nuevo centro educativo.

Fecha: 09/09/2009 11:18.


Autor: Fina

Se acabó el verano Mariano !!!...y sí, todos volvemos a la rutina, todos, menos tú :)

He visto el cole diferente, Carlos ya va a 5º, cambia de edificio y la obligación de esperarme en la fila junto a él termina :( , muchos profesores nuevos y cada vez más jóvenes ¿o será que yo soy más mayor?...

¡Que poquito me llevo con tu madre!, mi cumpleaños fué el 6 de septiembre y sigo estupenda, aunque aparento 42 años, he cumplido 43. Además mi sobrina Ivet cumple años el mismo día que tu hijo Daniel (ellos ya se conocen y se felicitan), tenemos dos fechas importantes en común, ya ves.

Bueno Mariano,espero no perder el contacto contigo aunque nos veamos menos...jejeje...un saludo

Fecha: 09/09/2009 15:51.


Autor: Mariano

Como va de rimas, por aquello que has escrito de “se acabó el verano, Mariano”, yo te digo también, “y volvemos a la rutina, Fina”.
Felicidades con efecto retroactivo. Ahora que lo dices, es verdad, aparentas 42, como mucho, no 43… Al menos la última vez que te vi. Y si Carlos anda ya por 5º, eso significa que te quedan dos años de subir la cuesta. La vida sigue y el tiempo pasa irremediablemente, pero no hay mayor satisfacción que cumplir años. La edad nos hace más sosegados y más sabios y nos aporta una manera especial de mirar y percibir las personas y las cosas.
Bueno, yo espero que nos veamos de vez en cuando y que sigamos embarcados y empujando en los asuntos y en la dirección en la que lo estábamos haciendo. Yo también vi el cole diferente y me alegro mucho que así sea. Saludos septembrinos y hasta la próxima.

Fecha: 09/09/2009 16:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris